jueves, 24 de octubre de 2013

Versos Profanos entre la Espada y la Pluma (I)

Epitafio




Es el temor tu cruel atadura,
caballero nacido de la plebe
en una batalla intensa, pero breve
lo que hoy te lleva a la sepultura.

La palabra fue tu espada,
y el verso tu fiel escudo,
sin ellos te viste desnudo
ante aquel encuentro en la alborada.



El silencio de su mirada te desarmo
y aquella fria sonrisa marcaba el encuentro
pues la dama que usted amo
arrancaba de su corazon todo sentimiento.

¿Puede el verso traicionarte?
Volverse daga cruel y ponzoñosa
capaz de arrancar la escencia a la rosa
y de ella solo alejarte.

El encuentro finalizo
en frias lagrimas como el rocio
sobre su pecho sentia aquel vacio
de aquel amor que se habia perdido.

Aun herido de muerte
sobre su rostro una sonrisa se plasmaba
pues nada le quito la suerte
de vivir junto a quien el amaba.

!Adios pequeña dama¡
Sin arrepentirse de haberla conocido
!Adios pequeña dama¡
Atesorando todo lo vivido
!Adios pequeña dama¡
Que mi silencio acompañe tu olvido...
Publicar un comentario